ScholarShare College Savings Plan

Ahorro v. Préstamos

Una vez que entiende la realidad financiera a largo plazo de los préstamos, puede tomar una decisión informada de cuánto necesitará ahorrar y compararlo con cuánto necesitará pedir en préstamo.

Una estrategia muy frecuente hoy para pagar la universidad es combinar préstamos y ahorro. Pero sin duda hay factores que uno debe considerar al evaluar la importancia de los ahorros para la universidad contra otras prioridades financieras, incluido el impacto de la deuda sobre el potencial de ganar dinero del estudiante en su vida y el hecho de que al ahorrar se acumula dólar por dólar, lo que no sucede en el caso de los préstamos. La buena noticia es que ahorrar no tiene por qué ser doloroso. Hay muchas mejores prácticas con las cuales ahorrar puede ser un proceso fácil, y amigable para el presupuesto.


Ahorrar Ahora o Pedir un Préstamo Más Adelante

A la hora de tener que pagar la universidad, en la medida de lo posible, es mejor ahorrar ahora que tomar un préstamo más adelante. Cuando uno ahorra, los intereses funcionan a favor nuestro. Cuando uno toma un préstamo, los intereses nos perjudican. De la misma manera que la acumulación de intereses en un período prolongado puede incrementar sus ahorros en forma significativa, devolver los intereses de un préstamo después de un período prolongado puede incrementar significativamente su deuda.


529 Funded vs. Student Loan Funded Education: $113,000 vs $276,383

Fuente: Savingforcollege.com
Este cuadro asume hipotéticamente cuatro años de educación (costo anual actual de $20,000) para un niño que nace hoy. Para poder cubrir ese gasto dentro de 18 años, debería ahorrar $448 por mes (desde su nacimiento) en un plan 529—para sumar $207,456; $113,000 en aportes y $94,456 en ganancias, presuponiendo una tasa de inflación conservadora del 5 por ciento en los costos de la educación y una ganancia anual del 6 por ciento sobre la inversión. Si se tomara un préstamo por los mismos fondos para pagar la universidad en lugar de ahorrar e invertir ahora, al graduarse, su hijo tendría una deuda aproximada de $276,383 en préstamos estudiantiles. Es decir, debería pagar mensualmente aproximadamente $2,300 durante 10 años, si tomamos una tasa de interés del 6 por ciento. En otras palabras, la universidad terminaría constándole $163,383 más, o más del doble en costos incidentales, que si usted ahorra e invierte por adelantado.


Ahorrar Puede Ser Más Fácil

A la hora de ahorrar, hay algunos consejos y trucos que pueden hacer que el proceso sea más fácil y sin preocupaciones.

Ahorre Pequeños Montos por Semana o por Mes

No intente ahorrar grandes sumas que afectarán negativamente su ingreso disponible. Simplemente ahorre una pequeña suma, e inviértala en forma constante. No se trata de intentar cubrir todo el costo de la educación de su hijo o de su hija, sino de ahorrar lo más que pueda dentro de sus posibilidades.

Configuración de Aportes Automáticos

Una buena idea para acumular dinero en su cuenta es asegurarse de que forme parte de las cuentas que paga mensualmente. Los Aportes Automáticos permiten realizar pagos en forma fácil y predecible, de modo que se transforma en un gasto periódico y esperado dentro de su presupuesto mensual.

Configure el Depósito Directo con Deducción de su Sueldo

Si usted es como la mayoría de la gente, cuando el pago se Aportes Automáticos de su sueldo, prácticamente no notará la diferencia. Entretanto, su cuenta puede ir creciendo tranquilamente año tras año. Esta es una muy buena forma, sin estrés, de ayudar a construir su cuenta.

Utilice sus Reintegros Impositivos u otras Sumas Anuales como Bonos o Herencias

Si bien invertir de a poco y en forma continua lo puede ayudar a ir incrementando su cuenta periódicamente, una suma ocasional como un reintegro impositivo u otra ganancia financiera inesperada es una buena manera de dar un salto. Si agrega al menos una suma adicional por año además de los pagos normales, tendrá un efecto importante en la rapidez con la que se incrementa su cuenta.

Invite a los Amigos y a la Familia a Realizar Donaciones

Sus amigos, los abuelos y tíos también quieren que su hijo triunfe, tanto como usted. Hábleles acerca de la cuenta y explíqueles cuán fácil es hacer una donación. Lo más probable es que quieran ayudar, especialmente cuando se enteren de que al efectuar la donación se pueden reducir los ingresos sujetos a impuestos en su estado.

Haga Participar a Sus Hijos

¿Su hijo recibe algún pago mensual, un estipendio o tiene un trabajo de tiempo parcial? Aliéntelo a invertir una parte de ese dinero en su cuenta de ahorro para la universidad. Ayudar en el pago de su propia educación fomentará una mayor valoración del dinero y lo ayudará a desarrollar un sentido de responsabilidad fiscal desde joven.


Equilibrio entre el Ahorro para la Universidad y el Ahorro para la Jubilación

Mientras algunos tipos de cuentas de inversión, como un IRA o un IRA Roth, se pueden utilizar para pagar la universidad, su verdadera finalidad es ahorrar para la jubilación. Nadie quiere sacrificar sus ahorros para la jubilación para pagar la educación de un hijo, de modo que lo mejor es tener inversiones separadas y evitar utilizar el fondo para la jubilación.