ScholarShare College Savings Plan

Cómo Reducir el Costo de la Universidad

Los costos educativos en ascenso pueden ser una gran carga, pero hay muchas maneras de ayudar a reducir el costo de obtener un título.

Escoger con cuidado el tipo de institución, la zona donde desea ir a la universidad y por cuánto tiempo puede hacer una gran diferencia en el costo total de asistir a la universidad. Incorpore otras medidas de reducción de costos, como la compra de libros de texto y equipos usados, la elección del plan de comidas adecuado, ganar dinero durante la universidad o buscar el alojamiento adecuado, y de esta forma logrará reducir los costos significativamente.

Le damos algunas buenas ideas para ayudar a reducir los costos:


Ahorrar v. Pedir Prestado

Cada dólar que usted pague por adelantado para la educación puede equivaler a más de dos dólares que su hijo no tendrá que devolver en algún momento por préstamos estudiantiles. Esto significa que el ahorro es una de las alternativas de financiamiento de la educación más convenientes.


Cómo Aprovechar los Ahorros Impositivos que Ofrece un Plan 529

Como ScholarShare es una inversión que goza de beneficios impositivos, sus ganancias se acumularán exentas del impuesto federal sobre el ingreso. Esto significa que se reinvertirá más dinero, y su cuenta aumentará con mayor rapidez, de modo que podrá ahorrar más que con la mayoría de las otras inversiones sin ventajas impositivas.


Comience con un Colegio Comunitario

Los Colegios Comunitarios son mucho más accesibles que las instituciones estatales y privadas sin fines de lucro de cuatro años. Por este motivo, pueden ser una muy buena alternativa para los primeros dos años de un estudiante, especialmente considerando que muchos colegios comunitarios ofrecen programas especializados y cuentan con acuerdos de transferencia que complementan el título de cuatro años.


Escoja la Institución con Inteligencia

Los costos de la educación fuera del estado por lo general son más del doble que los costos de la educación en el estado, de modo que asistir al colegio dentro del estado le puede ahorrar muchísimo dinero. Si su hijo o su nieto sabe en qué quiere especializarse antes de comenzar a estudiar, es más fácil planificar con antelación. Si tiene alguna ocupación claramente definida en mente, un título de una escuela técnica o comercial puede ayudarle a cumplir sus metas en forma más accesible que una institución de cuatro años.


Solicite Becas y Subsidios

Las becas y los subsidios pueden resultar particularmente útiles porque no es necesario devolverlos. Hay muchos subsidios federales para estudiantes, incluso para aquellos que ya cuentan con algún ahorro para la educación. Y hay un sinnúmero de becas, para grupos y en función del mérito, otorgadas por las instituciones o a través de programas federales. Si bien existe un mito popular de que no vale la pena solicitarlas porque hay demasiada competencia, hay muchas becas que pueden tener muy pocos solicitantes, y ganar una beca para un año puede ayudar muchísimo. Si su hijo está en la secundaria, puede hablar con su consejero acerca de sus posibilidades. Muchas empresas también ofrecen becas a las familias de sus empleados, ¿usted sabe si su empresa lo hace?


Minimice la Duración de los Estudios

Las pruebas de desempeño y las equivalencias (cursos AP) pueden ayudar a reducir la cantidad de cursos necesaria para obtener un título. Y la carga ampliada de cursos y los programas acelerados pueden reducir la duración de los estudios, que a la vez reduce el costo de vida, que muchas veces es igual o mayor que el costo de la matrícula.


Utilice los Beneficios para Militares y para Veteranos

Si usted es uno de los hombres y mujeres con 36 meses o más de servicio activo, tendrá derecho a recibir ayuda financiera, incluida la matrícula y aranceles correspondientes a 36 meses de estudios de grado o de posgrado, junto con un subsidio para vivienda y estipendio para libros. Esto se aplica tanto a los oficiales como a hombres y mujeres enlistados.